Quies, Nuestra historia

Orgullosos de nuestra mítica perla rosa y de su legado

La aventura Quies empieza en 1918, época en que nace la mítica perla rosa. 3 años más tarde, los tapones para los oídos Quies levantan el vuelo, en su caja adornada con un gavilán, emblema del silencio.
Actualmente, la marca Quies sigue desplegándose y se enriquece con al menos un producto nuevo cada año.
Ya hace, por tanto, cerca de 100 años que se enorgullece de tener el bienestar como lema.

  • 1918
  • 1921
  • 1930
  • 1940
  • 1960
  • 1980
  • 1998
  • 2009

A petición de una de sus clientas importunada por el ruido, un farmacéutico parisino pone a punto un tapón para oído a base de cera y algodón.

Ante la satisfacción de su clienta, el farmacéutico se pone a comercializar esta «sordina», como la llaman en aquella época en su farmacia.

En 1921, se crea una sociedad comercial con el fin de desarrollar la venta de este nuevo tapón para oído.
Ante el interés particular de esta época por la Antigüedad,
se le da el nombre de Quies, que significa «quietud» en latín.

Los tapones para los oídos Quies conocen rápidamente un importante éxito.
Presentados en las exposiciones nacionales de la época, reciben numerosos premios por su calidad de higiene y seguridad.

  • Gran premio de la Exposición de Farmacia en Marsella en 1922
  • Diploma de honor de la Exposición de Farmacia en Mulhouse en 1933
  • Diploma de honor de la Exposición de los Productos Farmacéuticos en 1935

Los tapones para los oídos Quies se fabrican de forma artesanal, a mano. Hábiles obreras calientan moldes cuadrados de pasta de cera en pequeños hornillos. A continuación, los modelan en forma de bolas y, posteriormente, los enrollan en una película de algodón. Durante el periodo de guerra, la caja de aluminio se sustituye provisionalmente por una caja de cartón.

Se fabrican cada año
varios millones
de tapones para los oídos Quies

La artesanía deja paso a la mecanización, con la aparición de las primeras máquinas que permiten ganar en rapidez y fiabilidad de ejecución.
Más moderna que la caja de cartón, la caja de plástico blanco adornada con un gavilán se convertirá durante 40 años en la identidad de la marca.

En esta misma época, Quies lanza el antifaz relajante opaco, completando así su oferta para personas con sueño ligero.

Con el paso de los años, Quies hace evolucionar su bola de cera y se convierte en el especialista y referente de las protecciones auditivas de cara al público en general.

Las ceras empleadas se modifican, su dosificación se revisa y se establecen procedimientos de control.

Fabricados en máquinas especiales con resultados cada vez mejores que garantizan su calidad, los tapones para los oídos Quies son aprobados por la norma de seguridad y calidad CE EN 352-2.

En 1998, la calidad Quies queda recompensada. Quies obtiene su primera certificación ISO 9001 por la concepción, fabricación, embalaje y comercialización de todos los productos de su gama.

A lo largo de esos 10 años,
el crecimiento de la
marca se acelera.

Quies desarrolla sus gamas de productos dedicados al bienestar :

> Quies completa su gama de protecciones auditivas para preservar los oídos en todas las circunstancias : protecciones de espuma fluorescentes o color carne para más discreción, de silicona para la natación, con cuerdecilla para los ruidos intermitentes, los Solos en embalaje individual para llevar, los antipresión para los viajes en avión.

> Respaldado por su experiencia de la fisiología del oído, Quies lanza una gama de productos de higiene auditiva : los bastoncillos doble acción Otospoon, el spray para los oídos Docuspray y un cerumenolítico Doculyse para combatir los tapones de cerumen.

> Porque el bienestar activo es el lema de Quies, la marca lanza sus toallitas refrescantes Flash Frais para aliviar los ojos cansados.

> Por último, Quies entra en el mercado de los productos antirronquido, lanzando su spray y sus pastillas para chupar, una innovación científicamente probada.

¿Todavía más allá en el universo de la calma? ¡Quies dice que sí!
Tras haber lanzado, en los albores del nuevo milenio, gamas dedicadas a la esfera de la otorrinolaringología,
los investigadores Quies siguen innovando.

A partir de 2011, nacen dos nuevas gamas. Una se dedica al confort de los ojos, con una solución única para el mantenimiento de las lentillas Quies Optik; otra a la protección de la piel, con las toallitas refrescantes Flash Frais para aliviar las quemaduras ligeras, repeler los mosquitos, calmar las picaduras de insectos u ortigas. Esta gama se completa, en 2012, con la leche Médusyl doble protección anti UV y medusas.

Paralelamente, Quies apuesta por la diversidad, para responder a las necesidades específicas de sus clientes. De esta manera, ofrece numerosos productos en diferentes variedades de formato, color o sabor. La gama antirronquido se enriquece con tiras nasales y la gama protecciones auditivas ofrece nuevas cintas para las orejas para agua y baño.

En 2011, Quies obtiene la certificación ISO 13485 relativa a la calidad y la seguridad de sus productos médicos. Para todos sus equipos, ésta es la recompensa por numerosos años de investigación e inversión tecnológica.