hearing_image
Desiguales ante el cerumen

Por factores genéticos, algunas personas producen más cerumen que otras. ¡Y tener demasiado pelo en las orejas dificulta su evacuación!

¿Cómo evitar los tapones de cerumen?

¿Sensación de oído taponado? ¿Y si fuera por exceso de cerumen? A veces, esta cera natural que nos protege los oídos puede ser molesta. ¡Así que se impone una buena higiene!

No, el cerumen no es suciedad

Esta secreción amarillenta y grasienta la producen las glándulas situadas a la entrada del conducto auditivo. ¿Para qué sirve esta cera totalmente natural? Lubrica el oído para evitar irritaciones y actúa como barrera contra los cuerpos extraños, como el polvo o los microbios. ¡Así que es útil!

Del cerumen al tapón

En condiciones normales, el cerumen se evacúa por sí mismo. Las células que lo producen se contraen para expulsarlo hacia el exterior. Pero, a veces, estas secreciones se acumulan con el polvo y las escamas de piel del conducto auditivo, que se renuevan constantemente. Ese montón de células puede formar un tapón, que bloquea el conducto auditivo. Entonces nos da la impresión de tener el oído taponado o escuchar zumbidos, de oír peor o percibir un eco. El tapón de cerumen también puede acarrear una pérdida de equilibrio o vértigos. ¡Es entonces cuando urge eliminarlo!

La higiene, ni poca, ni demasiada

¿Es antiestético el cerumen en los oídos? Quizás… ¡Sin embargo, no hay que frotarse los oídos de arriba a abajo todos los días! Limpiar delicadamente el pabellón a diario está bien, pero no el conducto auditivo, que necesita una fina capa de cerumen para protegerse de las agresiones exteriores. Una o dos veces por semana son más que suficientes.

Schéma de l'oreille d'un adulte et d'un enfant

Suavidad, nada más que suavidad

Para limpiarse los oídos, evite los bastoncillos de algodón clásicos, que pueden adentrarse demasiado en el conducto auditivo, comprimiendo el cerumen o dañando el tímpano. Elija un bastoncillo adaptado, un spray para los oídos sin gas propulsor o un simple pañuelo de papel.

Límpiese los oídos suavemente

3 maneras de cuidar los oídos:
– los bastoncillos doble acción Otospoon de Quies : con un lado cóncavo para recoger el cerumen a la entrada del conducto auditivo y otro de algodón para limpiar delicadamente el pabellón.
– el spray para los oídos Docuspray de Quies para la higiene diaria de los oídos
¿Propenso a los tapones de cerumen? Utilice el spray para los oídos Doculyse de Quies, para disolver los tapones de cerumen ya constituidos.