Actualités

Después de las vacaciones: ¡revisemos las buenas costumbres!

Tras varias semanas de ocio, los días vuelven a estar marcados por la vuelta al cole y los pequeños rituales del día a día: levantarse a una hora fija, ducharse, lavarse detenidamente los dientes… ¡Sin olvidar los oídos de nuestros pequeños, para que estén bien atentos en clase! Al ser tan frágiles, necesitan cuidados especiales. Revisemos las reglas de higiene auditiva: ¡ni tan fuerte, ni tan profundo!
– Limpiar el pabellón y la entrada del conducto auditivo con delicadeza,
– Limitarse a la parte visible del conducto auditivo, sin penetrar más de 1 cm. Ahí es donde se encuentran las impurezas que se deben evacuar.
Hay que evitar los «bastoncillos de algodón», que pueden irritar la piel frágil del oído, y elegir siempre productos adaptados.

– Los bastoncillos Otospoon, el gesto dos en uno para una higiene auditiva perfecta
Docuspray, el spray para los oídos para una limpieza delicada
(- Doculyse, para prevenir los tapones de cerumen)